Published On: Sab, Jul 15th, 2017

Ex presidente de Perú, entra detenido a la Cárcel, por corrupción

No deja de ser una curiosa ironía. El teniente coronel del Ejército Ollanta Humala hizo su debut en la política peruana en 2000 cuando, junto a su hermano, Antauro, se alzó en armas en la localidad de Locumba en contra del régimen autocrático de Alberto Fujimori. Con un discurso nacionalista, pero también profundamente antifujimorista, el militar retirado terminó llegando al Palacio de Pizarro en 2011, y durante su gobierno nunca mostró ninguna intención de negociar un indulto para el ex Mandatario preso desde 2007 y condenado a 25 años de cárcel por delitos de lesa humanidad.

Ambos parecieron estar siempre en esquinas opuestas, pero ahora los dos ex presidentes compartirán nada menos que la misma cárcel. Luego que un juez ordenara 18 meses de prisión preventiva contra Humala y su esposa Nadine Heredia por presunto lavado de activos y asociación para delinquir vinculados con el caso Odebrecht, el ex Jefe del Estado (2011-2016) fue trasladado ayer desde el calabozo del Poder Judicial -donde pasó la noche del jueves, luego de entregarse- hasta el penal Barbadillo, un recinto al interior de un cuartel policial en el oeste de Lima, que tenía como único recluso a Fujimori. Hasta ahora, que le llegó compañía.

Heredia, en tanto, fue internada en la cárcel femenina de Santa Mónica, en el distrito de Chorrillos, al sureste de la capital.

“Lo primero que tiene que saberse es que tanto el ex Presidente Humala como su esposa están afrontando con la mayor fortaleza posible esta orden”, dijo a “El Mercurio” Julio Espinoza, abogado del ex Mandatario, quien destacó que ambos se pusieron inmediatamente a disposición de la justicia “a pesar de la arbitraria” medida cautelar ordenada por el juez Richard Concepción Carhuancho. “Ellos afrontan y asumen la situación que les toca, pero están preocupados básicamente por sus hijos, que demandan la atención que depende de ellos y de nadie más”.

La pareja tiene tres hijos. Las dos mayores, Illariy y Nayra, de 15 y 13 años, están de intercambio escolar en EE.UU. y regresarían el 1 de agosto, mientras que el menor, Samín, de 6 años, quedó en su casa en Lima bajo el cuidado de un familiar.

Espinoza plantea varias críticas a cómo se ha desarrollado el caso, en el que la fiscalía acusa a Humala y a Heredia de recibir US$ 3 millones de la constructora brasileña Odebrecht para la campaña de 2011.

“Esta decisión la ha dictado un juez que tiene un perfil ya conocido en el Perú de inclinar siempre sus resoluciones hacia un régimen de prisión, aun cuando sea preventiva”, dice el abogado, quien ya presentó una apelación y espera que en un máximo de diez días se revierta la medida cautelar. “La libertad de una persona sin sentencia, que sigue en condición de procesado, debe ser la regla (…) Aquí se ha anticipado el criterio. Se está dictando en buena cuenta una pena anticipada cuando recién está empezando la investigación y cuando hay todavía mucho camino por andar”, añade.

 

 

 

fuente el mercurio

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>